LOGRO HISTÓRICO

Biden impulsa un acuerdo de Johnson & Johnson y Merck contra la COVID-19

Logro histórico de Joe Biden al lograr el pacto inédito entre dos empresas rivales. (Foto: CNBC)
Logro histórico de Joe Biden al lograr el pacto inédito entre dos empresas rivales. (Foto: CNBC)
Logro histórico de Joe Biden al lograr el pacto inédito entre dos empresas rivales (feroces competidores), los grupos Johnson & Johnson y Merck, para fabricar de forma masiva la vacuna de una sola dosis.


Noticia de impacto político, económico y tecnológico confirmada por la Casa Blanca. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, impulsó el pacto entre la empresa farmacéutica Merck y el grupo Johnson & Johnson para la fabricación de la vacuna contra el coronavirus de una sola dosis. Se trata de un pacto inusual entre quienes son feroces competidores. El acuerdo podría aumentar drásticamente el suministro de la vacuna autorizada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).

La Casa Blanca intervino al comprobar los problemas de Johnson & Johnson para una producción masiva e inmediata. Merck, uno de los fabricantes de vacunas más grandes del mundo, no había logrado desarrollar su propio ensayo contra el coronavirus. La reacción de Biden fue la de convencer a ambos competidores ante una situación de emergencia nacional.



Según el acuerdo, Merck dedicará dos instalaciones en los Estados Unidos a las dosis de Johnson & Johnson. Una proporcionará servicios de “llenado y acabado”. La otra fabricará la vacuna con el potencial de aumentar enormemente el suministro.

Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron estos planes a The Washington Post. "Es una asociación histórica", indicaron subrayando que las empresas “reconocen que se trata de un esfuerzo en tiempos de guerra”. Elogiaron su sentido de “ciudadanía corporativa”.



Los esfuerzos de la Administración de Biden para aumentar la producción de la vacuna de Johnson & Johnson sugieren que considera que la misma juega un papel muy importante para abordar los desafíos futuros. Un escenario de vacunas para niños y posiblemente refuerzos para contrarrestar las variantes del coronavirus.

Biden ejercería los poderes de la Ley de Producción de Defensa. Una ley de 1950 del momento histórico de lo que fue la Guerra de Corea. De esta forma, se dará prioridad a Merck en la seguridad de los equipos que necesitará a fin de mejorar sus instalaciones para la producción de vacunas, incluida la compra de maquinaria, bolsas, tubos y sistemas de filtración.

Al asociarse con Merck, Johnson & Johnson ahora tiene un aliado con una tradición de un siglo en la fabricación de vacunas. En los Estados UnidosMerck es el único proveedor de la vacuna infantil combinada que protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola. También desarrolló Gardasil, que protege contra el virus del papiloma humano, y consiguió la aprobación de la FDA para una vacuna contra el ébola en 2019.

Sin embargo, la compañía, que fabrica vacunas en Carolina del Norte, Pensilvania y otros sitios, sufrió contratiempos en su búsqueda para desarrollar una vacuna contra el coronavirus. L

El sábado pasado, la FDA anunció la aprobación de emergencia de la vacuna contra la enfermedad de la COVID-19 de Johnson & Johnson. Se convirtió en la tercera vacuna que se distribuye en Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia del coronavirus, y la primera a nivel global que solo requiere de una dosis.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS