TORMENTAS SOLARES

El ciclo solar alcanzará su máximo de actividad antes de lo previsto

El próximo ciclo solar alcanzará su máxima actividad antes de lo previsto. (Foto: NASA)
El próximo ciclo solar alcanzará su máxima actividad antes de lo previsto. (Foto: NASA)
Cuando el Sol alcanza su máxima actividad, se hacen más frecuentes las fulguraciones, que van acompañadas por emisión de rayos X.
El astrónomo Rafael Bachiller presenta una serie que revela los fenómenos más impactantes del Cosmos, abordando temas de investigación relevante, aventuras astronómicas y novedades científicas sobre el Universo.

Los físicos solares han revisado las predicciones sobre el ciclo solar y anticipan que el próximo pico de actividad solar ocurrirá antes de lo estimado previamente y será más intenso.

Estas predicciones son cruciales para salvaguardar las operaciones satelitales y mitigar los impactos de las tormentas solares en tecnologías críticas como comunicaciones, energía eléctrica y navegación.

Las tormentas solares, desencadenadas por erupciones y fulguraciones solares, pueden afectar sistemas tecnológicos avanzados en la Tierra.

Las naves espaciales y los astronautas están particularmente expuestos, requiriendo precauciones durante estas tormentas. Las predicciones de actividad solar son esenciales para la planificación en sectores como electricidad, comunicaciones y aeroespacial.

La actividad solar se mide mediante el número de manchas solares, con un ciclo de aproximadamente 11 años. El mínimo solar, sin manchas, marca el inicio del ciclo, seguido por el aumento gradual de manchas solares que culmina en el máximo de actividad.

El último ciclo solar, el Ciclo 24, concluyó en 2019, y el Ciclo 25 comenzó en diciembre de ese año.

A pesar de las predicciones iniciales que situaban el próximo máximo solar entre 2023 y 2026, nuevas observaciones indican una actividad más intensa y anticipan que ocurrirá entre enero y octubre de 2024. Se espera un número de manchas entre 137 y 173, considerablemente superior a las predicciones anteriores.

La fase de decrecimiento de las manchas solares es más lenta de lo previsto, sugiriendo una prolongación de la actividad solar hasta 2027.

Durante el máximo solar, las fulguraciones solares emiten radiación X, afectando la ionosfera y las comunicaciones de radio. Las eyecciones de masa coronal, asociadas con erupciones solares, pueden dañar equipos tecnológicos en la Tierra.

Aunque las tormentas solares presentan desafíos, también generan auroras polares y hacen que los eclipses solares sean particularmente impresionantes.

El eclipse del 8 de abril de 2024, visible en América del Norte, y el eclipse total del 12 de agosto de 2026 en España, se esperan como eventos notables durante este periodo de actividad solar extendida.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS