Los restos corresponden a tres individuos: un adulto, probablemente una mujer, un joven de unos 11 o 12 años y un niño de unos 7  8 años. (Foto: Juan I. Morales-IPHES-CERCA)

Los increíbles restos neandertales hallados en Cova Simanya

Compartir en:
Un grupo de científicos ha identificado vestigios de neandertales que datan de aproximadamente 50,000 años atrás, provenientes del sitio arqueológico de Cova Simanya, ubicado en el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i de l’Obac, en Barcelona, España.

Esta importante revelación involucra 54 restos que pertenecen, al menos, a tres individuos: un adulto, un adolescente y un niño. Estos hallazgos fueron presentados en una ceremonia llevada a cabo en el Museu d’Arqueologia de Catalunya, en Barcelona, el martes pasado.

Los resultados de esta investigación, liderada por Juan Ignacio Morales del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES), Artur Cebrià de la Universidad de Barcelona (quienes también codirigieron la excavación), junto con la contribución del paleoantropólogo Antonio Rosas del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), se han publicado en la revista Frontiers in Earth Science.

Los restos encontrados representan a tres individuos distintos: un adulto, presumiblemente una mujer; un joven de alrededor de 11 o 12 años; y un niño de unos 7 u 8 años de edad.

El individuo adulto es especialmente destacable, ya que se han identificado fragmentos de ambos brazos, incluyendo un húmero completo y una mano casi intacta, así como partes de los pies, junto con diversas vértebras y costillas.

Además, se han recuperado hasta 10 piezas dentales y un fragmento de mandíbula. Dos de estos dientes corresponden al joven, mientras que los otros ocho podrían ser compatibles con el adulto, aunque no se descarta la posibilidad de que pertenezcan a otros individuos.

Los rasgos anatómicos observados son característicos de los neandertales, lo que no solo permite distinguir a estos individuos de otras especies del género Homo, sino que también arroja luz sobre la filogeografía de los neandertales que habitaron Europa antes de la llegada de nuestra especie, Homo sapiens.

Según Morales, "las primeras dataciones realizadas indican que la presencia de neandertales en la Cueva Simanya es más antigua que el límite del carbono 14; es decir, anterior a los 50,000 años". Actualmente, se están llevando a cabo técnicas de datación alternativas que deberían proporcionar una datación más precisa de la antigüedad de estos restos.

Además del uso de la cueva por parte de los neandertales, las investigaciones de campo también han revelado que la Cova Simanya fue utilizada como refugio invernal tanto por el oso pardo como por el oso de las cavernas, una práctica que se mantuvo al menos hasta hace 42,000 años.

Posteriormente, a lo largo del tiempo, la cueva fue utilizada de forma ocasional desde la época del Neolítico hasta épocas más recientes. Cova Simanya, con sus más de 300 metros de extensión y fácil acceso, ha sido uno de los lugares de cueva más reconocidos y visitados en Cataluña.

Este descubrimiento se originó a raíz del estudio de un conjunto de materiales almacenados en las instalaciones del Museu d’Arqueologia de Catalunya, los cuales provienen de intervenciones realizadas en 1978-1979.

Esto alertó a los científicos sobre la posible presencia de restos neandertales en Cova Simanya. En 2020, se inició un proyecto de investigación con el objetivo de estudiar los restos fósiles humanos y su contexto arqueopaleontológico.

Los recientes trabajos de excavación han permitido reconstruir el origen y la historia de estos vestigios neandertales, así como recuperar nuevos ejemplares.

Asimismo, la recuperación de herramientas de piedra, huesos de animales procesados por los neandertales y evidencia de hogueras indican que Cova Simanya fue un sitio de gran importancia para las poblaciones del Paleolítico medio.
 
Compartir en: