POR PRIMERA VEZ

Conectar dos átomos separados por más de 33 kilómetros

Físicos logran conectar 2 átomos separados por 33 kilómetros. (Foto: Envato)
Físicos logran conectar 2 átomos separados por 33 kilómetros. (Foto: Envato)
Los científicos utilizaron una vía de fibra óptica para entrelazar dos átomos de rubidio ubicados en dos edificios diferentes de la propia universidad.
Existe una amplia generación que tuvo que navegar por web de la manera más rupestre y cableada posible. En aquellos días de módems que se colgaban y que descargar una canción o película eran horas y horas, el concepto de internet cuántico sonaba como algo de ciencia ficción.

En pleno siglo XXI con una infraestructura de telecomunicaciones que aplasta brutalmente a la tecnología de punta que existía en ese campo hace tres décadas.

Aunque en los últimos años se ha enfocado en el desarrollo de redes móviles, como la 5G, y tecnología de fibra óptica, cuya velocidad de transmisión de datos demostró ser escalable de manera progresiva y estable, la realidad es que el proyecto de la internet de cualidades cuánticas nunca se perdió.

El internet cuántico promete velocidades brutales sin latencias ni tiempos de respuesta. Las conexiones serían instantáneas sin importar la distancia.

Investigadores alemanes consiguieron el entrelazamiento cuántico de dos átomos separados por 33 km de fibra óptica. Se trata de una distancia récord para este tipo de comunicación y supone un gran avance hacia una Internet cuántica rápida y segura.

El entrelazamiento cuántico es el extraño fenómeno por el que dos partículas pueden estar tan inextricablemente unidas que el examen de una de ellas permite conocer el estado de la otra.

Y así, si se cambia algo en alguna partícula, se altera instantáneamente su amiga, sin importar la distancia entre ellas. 

Ahora, un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich (LMU) y de la Universidad del Sarre han batido el récord de distancia de entrelazamiento cuántico entre dos átomos a través de fibra óptica.

En sus experimentos, el equipo entrelazó dos átomos de rubidio mantenidos en trampas ópticas en dos edificios diferentes del campus de la LMU. Estaban separados por 700 m de fibra óptica, que se amplió a 33 km con carretes de cable adicionales.

Cada átomo se excitó con un pulso de láser, que hace que emita un fotón que está enredado cuánticamente con el átomo. Posteriormente, los fotones se envían por los cables de fibra óptica hasta reunirse en una estación receptora situada en el centro.

Allí, los fotones se someten a una medición conjunta que los enreda, y como cada uno ya está enredado con su propio átomo, los dos átomos también se enredan entre sí.

Aunque los fotones ya se han entrelazado a grandes distancias, este estudio marca un nuevo récord de distancia para entrelazar dos átomos, que podrían funcionar como nodos de "memoria cuántica", a través de la fibra óptica.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS