REGIÓN FANTASMA

Se da a conocer una nueva galaxia gigante detrás de la Vía Láctea

Descubren una enorme estructura oculta detrás de la Vía Láctea. (Foto: Envato)
Descubren una enorme estructura oculta detrás de la Vía Láctea. (Foto: Envato)
Se trata de una auténtica región fantasma, un punto oscuro en el mapa del Universo que abarca entre el 10% y el 20% de todo el cielo nocturno.
Un grupo internacional de astrónomos conformado por científicos de la Universidad Nacional de San Juan y la Universidad Nacional de la Plata, en Argentina, la Universidad Federal de Río Grande del Sur, en Brasil, y la Universidad Andrés Bello, en Chile, publicó un nuevo estudio en ArXiv que arroja luz sobre la “zona de evasión”, un área oculta en el espacio ubicada por detrás del centro de la Vía Láctea.

Los investigadores concluyeron que esta región casi desconocida del cosmos presenta una enorme estructura nunca antes identificada, que podría estar conformada por hasta 58 galaxias unidas. 

Esta “región fantasma” del Universo, conocida como “zona de evasión” o “zona vacía” (ZOA, según las siglas en inglés) es un punto blanco en el mapa del cosmos que comprende entre el 10 y el 20 por ciento del cielo nocturno.

No puede apreciarse, al menos con los telescopios de luz visible estándar, porque el centro de la Vía Láctea bloquea su visión: la gran densidad del centro galáctico, repleto de estrellas, polvo cósmico y otros materiales, provoca que la luz de la zona de evasión se disperse o sea absorbida antes de llegar a los telescopios terrestres.

Sin embargo, los investigadores a cargo del nuevo estudio han utilizado telescopios que pueden detectar la radiación infrarroja, un tipo de energía invisible para el ojo humano pero que es lo suficientemente poderosa como para brillar a través de densas nubes de gas y polvo.

Según un artículo publicado en Live Science, los estudios infrarrojos de la zona de evasión han encontrado evidencia de miles de galaxias individuales que brillan a través de la niebla cósmica, pero hasta el momento se sabe muy poco sobre las estructuras a gran escala que se encuentran en ese sector. 

Combinando datos de distintos estudios realizados con tecnología infrarroja, los científicos sudamericanos lograron revelar la estructura más colosal jamás detectada en la zona de evasión.

Se ubica aproximadamente a 3.000 millones de años luz de la Tierra, y las primeras conclusiones de los astrónomos sugieren que estaría conformada por un extenso cúmulo de galaxias, unidas por un centro de gravedad compartido. 

Los investigadores se basaron en las observaciones del Sondeo VVV, que revisa las mismas regiones del cosmos una y otra vez para revelar objetos cuyo brillo varía con el paso del tiempo. Este sondeo, que estudia la protuberancia central de la Vía Láctea en longitudes de onda infrarrojas, utiliza los datos del telescopio VISTA del Observatorio Europeo Austral (ESO), instalado en el Observatorio Paranal, en Chile.

Según los científicos, al menos 58 galaxias estarían agrupadas en este gigantesco cúmulo galáctico oculto, que igualmente ocupa una pequeña parcela de la zona de evasión, cuyas enormes dimensiones obligan a grandes esfuerzos científicos futuros, incluyendo el trabajo del Telescopio Espacial James Webb de la NASA, para revelar todos sus misterios.

Además, la ZOA también alberga el llamado “Gran Atractor”, una anomalía gravitacional desconocida que atrae galaxias y cúmulos hacia ella, y que podría estar implicada en la unión del cúmulo observado.

De acuerdo a un articulo publicado en Interesting Engineering, la única forma de comprender la naturaleza de esta anomalía gravitacional es a través de observaciones e investigaciones adicionales: debido a esto, los astrónomos dijeron estar preparados para ser sorprendidos por las futuras revelaciones que pueda entregar la ZOA. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS