UNA RESPUESTA CURIOSA

¿Cuántas horas debemos dormir según la edad que tenemos?

No se necesita dormir lo mismo a los 18 que a los 65 años. (Foto: @kstonematheson)
No se necesita dormir lo mismo a los 18 que a los 65 años. (Foto: @kstonematheson)
Hay que prestar especial atención al estado de ánimo, energía y salud después de una noche de sueño pobre frente a una buena noche. Esto es clave para un buen estilo de vida.
El sueño, y las horas que empleamos a ello, suelen ser un indicador de cómo está nuestra salud en general. Pasamos un tercio de nuestras vidas dormidos, por lo que es realmente importante llevar a cabo una buena rutina de descanso. Aunque se sabe que dormir bien es importante, muy pocos quieren o pueden hacer de esas ocho horas entre las sábanas una prioridad. 

Algunos hábitos que interfieren en nuestra rutina de sueño son los estimulantes como el café y las bebidas energéticas, los despertadores y las luces externas, incluidas las de los dispositivos electrónicos. Las necesidades de sueño varían según las edades y se ven especialmente afectadas por el estilo de vida, como los horarios de trabajo y el estrés.

El nuevo cuadro de la National Sleep Foundation (NSF) presenta rangos mínimos y máximos para la salud, así como ventanas recomendadas. Sin embargo, es importante prestar atención a las propias necesidades individuales y evaluar cómo se siente cada uno con diferentes cantidades de sueño.

La organización recomienda prestar especial atención al estado de ánimo, energía y salud después de una noche de sueño pobre frente a una buena noche. Al igual que una buena dieta y ejercicio, el sueño es un componente crítico para la salud en general.

"La NSF se ha comprometido a revisar regularmente y proporcionar recomendaciones científicamente rigurosas. El público puede confiar en que estas recomendaciones representan la mejor guía para la duración del sueño y la salud", comentó Max Hirshkowitz, PhD, presidente del Consejo Asesor Científico de la Fundación Nacional del Sueño.

El panel revisó los rangos de sueño recomendados para los seis grupos de niños y adolescentes. Se ha agregado un nuevo rango, "puede ser apropiad", para reconocer la variabilidad individual en las duraciones de sueño apropiadas. 

En este caso, las recomendaciones fueron:

Recién nacidos (0-3 meses): el rango de sueño se redujo a 14-17 horas cada día (anteriormente era de 12-18).

Bebés (4-11 meses): el rango de sueño se amplió a 12-15 horas (anteriormente era de 14-15).

Niños pequeños (1-2 años): el rango de sueño se amplió en una hora a 11-14 horas (anteriormente era 12-14).

Niños en edad preescolar (3-5): el rango de sueño se amplió en una hora a 10-13 horas (anteriormente era 11-13).

Niños en edad escolar (6-13): el rango de sueño se amplió en una hora a 9-11 horas (anteriormente era 10-11).

Adolescentes (14-17): el rango de sueño se amplió en una hora a 8-10 horas (anteriormente era 8.5-9.5).

Adultos más jóvenes (18-25): el rango de sueño es de 7-9 horas (nueva categoría de edad).

Adultos (26-64): el rango de sueño no cambió y permanece de 7 a 9 horas.

Adultos mayores (65+): el rango de sueño es de 7-8 horas (nueva categoría de edad).

Asimismo, ofrecieron una serie de pautas para conseguir un mejor sueño. Entre ellas destacó: mantener un horario de sueño, incluso los fines de semana. También añadieron practicar un ritual relajante antes de acostarse, practicar algún tipo de ejercicio diariamente,  procurar mantener la temperatura, sonido y luz ideales para dormir, buscar un buen colchón al igual que una buena almohada, evitar el alcohol y la cafeína, y evitar, en el grado de lo posible, los móviles antes de dormir. 
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS