POR LA NOCHE

El experimento de Eton College: requisar los móviles a sus alumnos

Eton College, el primer centro en confiscar el móvil a sus alumnos. (Foto:  Pixabay / Pexels)
Eton College, el primer centro en confiscar el móvil a sus alumnos. (Foto: Pixabay / Pexels)
La decisión del internado para los niños más famosos de Reino Unido levantó ampollas en el país. Su director defendió la decisión y la respaldó hablando del peligro de las redes sociales.
Uno de los internados más prestigiosos para los niños de élite se encuentra en Reino Unido y recibe el nombre de Eton College. Pese a que se caracteriza por llevar normas severas, lo cierto es que la última ha llamado la atención de los medios de comunicación. 

El centro decidió "confiscar" el móvil de sus alumnos por la noche, en un intento por liberarles de la presión de las redes sociales y acabar con la idea de que tener el móvil 24 horas al día es saludable. "No debemos aceptar esa cultura", explicó Simon Henderson, el director de Eton College. 

 "Creo que hay momentos en los que es bueno quitar los móviles y a veces los padres y los colegios somos reacios a hacerlo", indicó. Así, el internado decidió recolectar los  los móviles de sus alumnos más pequeños, los que cursan Year 9 (13-14 años). 

Todos ellos deben entregar sus aparatos por la noche y ante los resultados obtenidos, la medida podría extenderse a cursos superiores. "Pensamos que habría un gran enfado por parte de los alumnos, pero la realidad es que han aceptado la medida muy bien porque les gusta tener la opción de no tener que estar pendientes de las redes sociales por la noche", señaló.

La decisión del centro que forma a niños de entre 13 a 18 años, que cuesta 40.000 euros por curso y que ha educado a 19 primeros ministros británicos, tuvo un gran impacto en Reino Unido. 

Frente al caso de Francia, donde el ministro de Educación ha anunciado que a partir del próximo curso no se permitirá el acceso con móviles a los centros escolares, ni siquiera en los recreos, en Reino Unido no existe una normativa al respecto, lo mismo que sucede en España. 
 
Sin embargo, para el director del centro "ser adolescente siempre ha sido duro, pero creo que es cada vez más duro y las redes sociales tienen que ver con ello". 

Cabe recordar aquí un estudio realizado por la London School of Economics que mostró que en los colegios británicos donde los móviles han sido prohibidos, los exámenes realizados por jóvenes de 16 años han mejorado en un 6,4%. Esta mejora equivaldría, según los profesores de la LSE, a haber ido cinco días más a clase al año. 

Según un informe de Ofset, el órgano que inspecciona los colegios británicos, el 83% de los niños entre 12 y 15 años tiene un smartphone, y la mitad de ellos ya tiene un perfil en las redes sociales a la edad de 12 años. La forma en que estas aplicaciones están afectando a la salud mental de los jóvenes es una creciente preocupación entre padres, profesores y políticos. 
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS