COMPONENTE SOCIAL

Fake News, el papel de los medios como "árbitros de la verdad"

Existe una preocupación real sobre la plaga de las fake news. (Foto: @maitepagaza)
Existe una preocupación real sobre la plaga de las fake news. (Foto: @maitepagaza)
Los principales directores de algunas publicaciones europeas pidieron a compañías como Google y Facebook que desarrollen los mecanismos necesarios para evitar que este tipo de bulos se vuelvan "virales".
“Si ahora mismo dijera que Dios existe, muchas personas pensarían que es una noticia falsa”. Así de tajante se mostró el director general del área digital del diario italiano La RepubblicaMassimo Russo, la complejidad que conlleva atajar el problema de las fake news en internet. 

Este asunto comenzó a ocupar las portadas de los medios de comunicación tras el referéndum del brexit y la victoria de Donald Trump en las elecciones de 2016; y que ha provocado la reacción de las instituciones europeas. De hecho, el portavoz del Parlamento Europeo, Jaume Duch, lo calificó como una “plaga moderna”.

La Oficina del Parlamento Europeo en España y la Leading European Newspaper Alliance celebraron este martes un foro en Madrid que se centró en esta problemática, que para la Unión Europea de una considerable gravedad, pero que para una parte de los editores no tiene esa importancia capital y ni mucho menos el poder suficiente para producir cambios políticos de gran envergadura.

El director del francés Le Figaro, Alexis Brezet ha incidido en que culpar a las noticias falsas de la problemática política existente supone obviar que hay una parte de la población que está indignada con el sistema, lo que en realidad explica hechos como la victoria de Donald Trump en los comicios estadounidenses de 2016 o de Emmanuel Macron en Francia.

Durante la mesa redonda en la que ha participado, varias voces han coincidido en que este fenómeno no es nuevo, dado que la desinformación, la intoxicación y los bulos forman parte de la historia de los medios de comunicación. 

El director de Le Soir, Christophe Berti, explicó que hace un tiempo un desconocido realizó una réplica exacta de su medio de comunicación y publicó en su portada una noticia falsa que afirmaba que Arabia Saudí había financiado la campaña de Macron. “La mayoría de los medios no se hizo eco de ese artículo porque llamó para contrastarlo. Pero ese poso queda”, apuntó. 

Brezet pidió a compañías como Google y Facebook que desarrollen los mecanismos necesarios para evitar que este tipo de bulos se vuelvan “virales”, del mismo modo que hacen para que no aparezcan los goles de los partidos de fútbol cuyos derechos audiovisuales pertenecen a una determinada empresa.

El director del diario alemán Die Welt, Stefan Aust, apostó por atacar a monopolios como Google y Facebook, que hacen negocio y no retribuyen a los medios pese a que utilizan su contenido, y que no han puesto coto a las noticias falsas. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS