Internet Explorer cierra y deja sin soporte a la administración pública española

Las administraciones públicas españolas se quedan sin soporte para la mayoría de las aplicaciones que se basan en Internet Explorer. (Foto: Freepik)
Las administraciones públicas españolas se quedan sin soporte para la mayoría de las aplicaciones que se basan en Internet Explorer. (Foto: Freepik)
El fin de Internet Explorer llegó el 15 de junio y junto con él un problema para la administración pública.
Después de más de 25 años de servicio, Microsoft anunció el cierre de Internet Explorer, uno de los navegadores más usados, poniendo fin al soporte por parte de la empresa Aunque el anuncio tiene tiempo, tomó por sorpresa a la administración pública española, la cual sigue dependiendo del navegador para sus trámites y trabajos. 

El problema con los trámites

Las diferentes administraciones públicas tuvieron mucho tiempo para adaptar los programas y aplicaciones usadas, dado que el fin de Internet Explore se anunció desde hace cinco años.

El problema es que las administraciones llevan tiempo pidiendo que los desarrollos sean compatibles con los demás navegadores para poder operar con ellos.

Cerca del 70 % de trámites administrativos no se pueden realizar sin Internet Explorer y con su desaparición progresiva, los empleados de la administración pública se quedarán sin herramientas, por lo que son incapaces de realizar cualquier gestión.

Aunque no se espera un impacto tan agresivo, el problema se sentirá en varios trámites que quieras gestionar. 

Otro motivo por el cual la administración pública aún no efectuó los debidos cambios ante el fin de Internet Explore, es la poca gestión y mantenimiento de sus sistemas. Los cuales dificultan, incluso desde antes, la gestión o el envío de documentos y solicitudes, haciendo los procesos más tediosos.

En todo caso, se espera que gran parte de los trámites se actualizarán antes del cierre del navegador y que los trámites que aún no lo están, deben ser actualizados lo más rápido posible.

De igual manera, la administración pública indicó que se trabaja en la actualización de las páginas para operar de manera eficiente en servidores nuevos. Sin embargo, es una migración lenta y con constantes pruebas para asegurar que las aplicaciones digitales funcionen de la manera adecuada. 

¿Qué solución temporal se puede usar?

En los trámites que requieren del antiguo navegador, las administraciones públicas pueden usar Microsoft Edge. Se trata del navegador que hereda el manto de Internet Explorer, aunque según Microsoft, cualquier otro navegador es igual de válido.

La opción más adecuada para gestionar los trámites es el uso del “Modo IE” del navegador Microsoft Edge. Se trata del modo Internet Explore integrado, permitiendo el acceso a páginas web y aplicaciones basadas en este navegador.

Se recomienda no descargar el modo IE de terceros, de lo contrario es posible descargar aplicaciones manipuladas o con brechas de seguridad.

Consecuencias de la falta de soporte

Ante la falta de soporte para el navegador Internet Explorer, la administración pública corre riesgos en materia de ciberseguridad.

Al no recibir parches, actualizaciones o mejoras, el navegador es incapaz de resistir ataques informáticos, dejando vulnerable la información y datos de las gestiones que vayas a realizar con las administraciones públicas.

De igual manera, se espera que los trámites sean más lentos de lo habitual, complicando cualquier solicitud que necesites con urgencia.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS