PICOS DE ENERGÍA

Las ondas gravitacionales brillan en el Nobel de Física 2017

 Los descubridores de las ondas gravitacionales, Nobel de Física 2017. (Foto: NobelPrize)
Los descubridores de las ondas gravitacionales, Nobel de Física 2017. (Foto: NobelPrize)
El evento catastrófico que produjo la denominada onda gravitacional GW150914, tuvo lugar en una galaxia lejana a más de mil millones de años luz de la Tierra.
La Academia de las Ciencias sueca concedió el Nobel de Física 2017 a los científicos que detectaron por primera vez las ondas gravitacionales en el laboratorio LIGO de Estados Unidos. Por ello, Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne han sido merecedores del premio Nobel, por su contribución a descubrir en la Tierra ondas gravitacionales.

Las ondas gravitacionales son perturbaciones en el espacio tiempo, ondulaciones que viajan a la velocidad de la luz y que son producidas por fenómenos muy violentos del Universo, como la fusión de agujeros negros. 

Estas ondas gravitacionales fueron observadas por primera vez el 14 de septiembre de 2015, las ondas gravitacionales fueron observaron por primera vez, provocadas por la colisión entre dos agujeros negros hace 1.300 millones de años. La señal era extremadamente débil cuando llegó a la Tierra, pero era la promesa de una revolución en el campo de la astrofísica. 

Las ondas gravitacionales suponían una forma completamente nueva de observar los eventos más violentos en el espacio y de probar los límites de nuestro conocimiento, como explican .

"Han hecho falta 100 años para confirmar la existencia de las ondas gravitacionales pero nuestras observaciones durante los dos últimos años ya han suscitado preguntas sobre la formación y la evolución de los agujeros negros, y nos ha permtiido probar testar la gravedad de Einstein con una precisión increíblemente mayor de lo que era posible antes", declaró B S Sathyaprakash, investigador de la Universidad de Cardiff.

El Nobel de Medicina de este año, anunciado el lunes, fue para científicos estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young por sus investigaciones sobre los mecanismos moleculares que regulan los ritmos circadianos.



 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS