A LA ESTELA DE APPLE

Microsoft también apuesta por ofrecer su propia tarjeta SIM virtual

Cellular data. (Imagen: captura web)
Cellular data. (Imagen: captura web)
El negocio de los datos móviles y de poder compartirlo si cambias de país, con independencia de compañías de telefonía nacionales parece atraer a las grandes empresas.
Si Apple ya ha apostado por las SIM propias, ahora le toca a Microsoft. El negocio de los datos móviles y de poder compartirlo si cambias de país, con independencia de compañías de telefonía nacionales parece atraer a las grandes empresas. Si Apple ya ha apostado por las SIM propias, ahora le toca a Microsoft.
 
Los datos cada vez ganan más importancia en nuestro uso de móvil. De hecho son muchas las tarifas con llamadas ilimitadas en las que las diferencias de precio están en los gigas de datos que ofrecen. El uso de datos no sólo se extiende a niveles de ocio, sino especialmente por razones de trabajo.

Esto genera problemas o al menos sobrecostes cuando los consumimos o cuando viajamos y la cobertura no es siempre la mejor. Quizá el mayor problema está cuando nos trasladamos al extranjero, tanto por tener que elegir compañía como por el gasto que supone, muchas veces imprevisto.
 
Una de las soluciones propuestas es el de las SIM virtuales, que puede que en un futuro hagan que desaparezcan las tradicionales tarjetas que acompañan a nuestros teléfonos digitales desde su implementación. Las tarjetas virtuales nos ayudarán a poder elegir entre compañías y tarifas y optar por las que más nos convengan. Todo un golpe a las compañías de telecomunicaciones que viene de la mano de nuevas rivales, gigantes de la informática y los dispositivos móviles como Apple y ahora Microsoft.
 
En qué trabaja Microsoft
 
La empresa de Bill Gates acaba de anunciar una nueva aplicación, Cellular Data, que a través de la Tienda Windows permite acceder un plan de datos para tu dispositivo sin ningún tipo de permanencia, pero para ello, se necesita de una SIM especial de Microsoft.
 
En una fase inicial, se podrán contratar sólo planes nacionales, pero la apuesta de futuro y donde se podrá sacar más partido está en el roaming, aunque faltan detalles. De momento lo que ofrece es muy similar a lo que Apple pone a disposición con su Apple SIM. Está disponible en España desde julio y permite contratar tarifas de datos prepago para los iPad más actuales y por tanto, también puede llegar a sus modelos de Surface.
 
La idea es que cambiar de operador sea extremadamente sencillo y de hecho con esta tecnología se abre la puerta a integrar las capacidades de las SIM en el dispositivo consiguiendo un alto nivel de independencia con respecto a las operadoras. Este es el principal reto al que se enfrenta Microsoft con una aplicación que extenderá a previsiblemente a todos los dispositivos móviles basados en Windows 10.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS