DESAPARECIDO

Misterio e inquietud por la suerte de Jack Ma al enfrentarse a Xi Jinping

Jack Ma, el fundador de Alibaba. (Foto: AG)
Jack Ma, el fundador de Alibaba. (Foto: AG)
Una gran inquietud en inversionistas, analistas financieros y gurús tecnológicos. Jack Ma ha desaparecido. Podría haber sido asesinado o encarcelado. El PCCh analiza incautar Alibaba por su crítica a Xi Jinping.
La pregunta es obvia y preocupante. ¿Dónde está Jack Ma? El fundador de Alibaba ha desaparecido tras enfrentarse al Gobierno chino. La ausencia del empresario en una importante entrega de premios desató todo tipo de de rumores inquietantes. En octubre criticó a China por las actuales normas de regulación del mercado. El gobierno de Jinping paró la salida a bolsa de Ant e investigó a Alibaba




Existe un profundo e inquietante misterio sobre la suerte de Jack Mac, fundador del grupo Alibaba, de éxito internacional. Sus abiertas críticas al Partido Comunista de China (PCCh) y al presidente Xi Jinping podrían haber desencadenado una operación policial contra él, sus colaboradores más próximos e incluso la propia compañía.



Desde finales de octubre, el misterio es total. Jack Ma no asistió al final de su reality show. No ha participado en ningún evento desde fines de octubre. Sólo se sabe que los reguladores frenaron la salida a la bolsa de una de sus empresas más grandes. Si vive y no está preso, varias fuentes indicaron que se le habría prohibo salir de China.

Fue a finales de octubre en Shanghái cuando criticó el sistema regulatorio de China. A partir de ese momento todo cambió. No ha sido juez en la final de Africa’s Business Heroes (Héroes Empresariales de África), un concurso de televisión en el que empresarios emergentes presentaban sus ideas con el objetivo de ganar premios ofrecidos por la organización benéfica del magnate.

El empresario también fue excluido de un video promocional y su foto fue eliminada de la página web del concurso. En el final del programa, Ma fue reemplazado por Lucy Peng, una ejecutiva de Alibaba.

Está bloqueada la salida a la bolsa de la compañía de pagos Ant Group, se endurecieran las regulaciones para las empresas fintech y se lanzó una investigación antimonopolio contra Alibaba.



Según funcionarios chinos y asesores del gobierno de Xi Jinping contactados por The Wall Street Journal, el régimen, a través de sus reguladores, está abriendo la vía para que China tome más control de la firma.

El pecado de Ma es el de haber acusado al PCCh de tener una mentalidad de una "casa de enpeño". A los 56 años, Ma se retiró oficialmente de su grupo tras su jubilación el año pasado. Pero conserva una gran influencia en Alibaba y en Ant Group a través de la cartera de acciones que posee.

Alibaba, creada en 1999, opera plataformas minoristas, de empresa a empresa y de consumidor a consumidor. Se ha expandido a un ritmo vertiginoso a los servicios financieros, la producción cinematográfica y otros campos.

De repente, Xi Jinping está celoso del poder de Alibaba, la empresa de comercio electrónico más grande del mundo por volumen de ventas. Y de Tencent Holding, operador del popular servicio de mensajería WeChat y la empresa de tecnología más valiosa de Asia.

Una crisis que desnuda a Xi Jinping. Quiere endurecer el control sobre ejecutivos poderosos. Pero también desea mantener ante la clase empresaria la supuesta libertad para el espíritu innovador que ha impulsado el ascenso tecnológico y económico. El misterio sobre Ma estalla en vísperas de la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y del temor en Pekín al futuro que comenzará a escribirse y no logra descifrar. 
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS