El MIT promete electricidad ilimitada para 2025

El MIT promete electricidad ilimitada para 2025. (Foto: Freepik)
El MIT promete electricidad ilimitada para 2025. (Foto: Freepik)
El MIT junto con Bill Gates y Jeff Bezos han prometido una fuente ilimitada de energía para el 2025 por medio de la fusión nuclear.
Una fuente de energía inagotable es un recurso que ayudaría enormemente a la humanidad a reducir las emisiones y escapar de la crisis energética actual. La promesa encabezada por el MIT y una compañía financiada por Bill Gates y Jeff Bezos se basa en el proceso de fusión nuclear. Podría ofrecer electricidad ilimitada, verde y prácticamente gratis.

La clave de la promesa

En el proceso de la fusión nuclear, dos átomos se unen para formar uno de mayor tamaño mientras liberan grandes cantidades de energía. Este fenómeno se produce de manera natural en el Sol, pero es extremadamente difícil de replicar en la Tierra por la temperatura tan elevada y las condiciones atmosféricas que necesita.

Los reactores de fusión son una forma de replicar este proceso. Estos reactores utilizan dos isótopos de hidrógeno que se transforman en plasma al ser calentados a millones de grados centígrados.

Una de las partes más complejas del proceso es contener el plasma para que no entre en contacto con ninguna de las superficies que lo rodean. Para esto los reactores cuentan con superimanes que generan un campo magnético que permite guiar al plasma. Sin embargo, estos imanes necesitan cantidades abrumadoras de energía.

El nuevo imán superconductor desarrollado es la clave de esta promesa, ya que funciona sin resistencia. El campo magnético que produce es lo suficientemente potente para controlar al plasma consumiendo tan solo 30 vatios de energía. El reactor con estos imanes podría estar desarrollado para el año 2025.

El futuro del proyecto

Pese a todo lo que se ha logrado hasta el momento, aún queda mucho trabajo para que el prototipo del reactor se convierta en una realidad operable. Un reactor de este tipo, además de los imanes, necesita materiales que soporten las elevadas temperaturas que se producen en su interior. 

Asimismo, otro de los retos a superar es la creación de un diseño que permita un funcionamiento más sostenible y eficiente. La escalabilidad es, también, otras de las preocupaciones de los investigadores.

Si la fusión resulta ser la respuesta contra el cambio climático, se necesitará construir miles de plantas para satisfacer la demanda mundial. Por lo que cada decisión sobre el diseño de los reactores que se tome tendrá un impacto en su futuro potencial. 

De esta manera, el tiempo aparece como uno de los enemigos para esta innovación. Los problemas derivados del cambio climático comenzaron a azotar al mundo entero. Es necesario, en consecuencia, que los esfuerzos estén enfocados en el desarrollo de tecnologías para hacer a un lado los combustibles fósiles a corto plazo. 

Se necesita una gran cantidad de inversión para sortear todos los obstáculos que se presentan en el camino, involucrando la mayor cantidad de científicos posibles. La colaboración entre distintas disciplinas es clave en un proceso de este tipo para cumplir con las promesas que se establecieron.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS