Un superimán que acerca la fusión nuclear a la realidad

Científicos consiguen crear un superimán capaz de hacer realidad la fusión nuclear. (Foto Wikimedia)
Científicos consiguen crear un superimán capaz de hacer realidad la fusión nuclear. (Foto Wikimedia)
El 5 de septiembre puede ser una fecha que pase a la historia, ya que se ha presentado un electroimán superconductor que produce una fuerza de campo de 20 tesla.
Un equipo del MIT y del Commonwealth Fusion Systems han conseguido crear un electroimán superconductor que es capaz de generar el campo magnético más poderoso que se haya conseguido nunca en la historia de la humanidad.

La fusión nuclear, la próxima revolución

Por parte de la comunidad científica se cree que la próxima revolución en energía limpia es precisamente conseguir la fusión nuclear.

Esto sería casi como crear una “pequeña estrella” capaz de alimentar de energía de una manera mucho más eficiente a las energías renovables que conocemos en la actualidad.

No debemos confundir esta fusión nuclear con la fisión que conocemos actualmente y que deja mucha cantidad de residuos.

La fusión implica una gran cantidad de energía de una manera eficiente y, sobre todo, muy grande.

El problema de esto es que hasta hace no mucho, conseguir esto se veía algo casi como de ciencia ficción hasta la mencionada fecha, cuando todo eso ha cambiado.

Con esta demostración de éxito, se está en camino, por parte de estas dos instituciones, de la construcción del primer dispositivo de fusión del mundo capaz de crear y confinar un plasma que sea capaz de producir más energía de la que es capaz de consumir.

Se planea terminar la construcción de dicho dispositivo en el año 2025, aunque sin duda, la carrera para conseguir la fusión nuclear por primera vez en la historia ya ha empezado.

También debemos mencionar la construcción en Francia del ITER con imanes superconductores de baja temperatura con la búsqueda de algo similar a sus compañeros británicos.

Qué es la fusión

La fusión nuclear es exactamente lo que ocurre dentro de nuestro Sol o de cualquier estrella. Son millones de toneladas de átomos de hidrógeno chocando entre sí. Esto se produce a bajas temperaturas y gran presión.

Esa situación hace que se fusionen los átomos para formar el helio, que es un elemento más pesado. Esto produce enormes cantidades de luz y calor.

Este es el proceso que se trata de “imitar” en La Tierra y que es tan complicado, debido a la generación total de las condiciones adecuadas.

La idea de la que se parte es calentar gas de hidrógeno a más de 100 millones de grados. Esto forma una nube que se llama plasma para luego controlar ese plasma por medio de imanes muy potentes que sean capaces de hacer que los átomos se fusionen entre sí y creen la energía que se espera.

Si se consigue, se lograría una fuente de energía con muchas ventajas con respecto a lo que tenemos actualmente.

Por un lado, estamos hablando de una energía mucho más limpia y sin prácticamente residuos o riesgo de explosiones como podríamos pensar en el caso de la fisión y por otro, la gran ventaja en cuanto a la cantidad de energía creada a un coste muy bajo, algo de lo que no podemos hablar con otras fuentes de energía.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS